Distribución de patatas fritas en Madrid

Historia

…MADRID Y TODAS SUS POBLACIONES… CON UN SABOR ÚNICO Y TRADICIONAL

Nuestra fábrica fue fundada por D. Pedro González en Madrid, en el año 1964. Año en el que nació como fábrica de churros exclusivamente. Con el paso de los años y con la intención de ofrecer una mayor cobertura a la demanda de nuestros clientes, la fábrica desarrolló una ampliación a la fabricación y distribución de patatas fritas, pasando pocos años después de su fundación a la especialización en la elaboración y envasado de patatas fritas y de una gran variedad de frutos secos tostados.

Desde nuestro inicio, hemos apostado por garantizar a nuestros clientes un sabor único y un bocado crujiente y exquisito al paladar. Obteniendo para la utilización como materia prima, exclusivamente productos naturales de la más alta calidad y aportando una elaboración totalmente artesanal y tradicional a la que añadimos un toque personal secreto, que marca una diferencia, que con el paso de los años nos ha supuesto un reconocimiento dentro del sector.

En la década de los años 90, la fábrica se trasladó a la población de Getafe, donde permanecemos en la actualidad, contando hoy en día con unas modernas instalaciones y maquinaria con tecnología y funcionalidades avanzadas, lo que nos permite un alto rendimiento de producción, sin perder nuestros principios de elaboración artesanal y tradicional.
Posteriormente y con la intención de mantener la mejor respuesta a las demandas de nuestros clientes y a las modificaciones y novedades que surgen dentro de nuestro sector, incorporamos la distribución de las marcas líderes y con reconocimiento por su calidad, fabricantes y productoras de productos como Snacks, golosinas, aceitunas y encurtidos y casi todo tipo de aperitivos fríos.

Por lo que podemos asegurar que nuestro desarrollo con el paso de los años mantiene y garantiza una atención y un servicio acorde a las necesidades de nuestros clientes, sin habernos alejado de los principios y filosofía con la que nació nuestra empresa, pero adaptándonos con los avances necesarios al mercado y a las condiciones actuales.

Por supuesto seguimos siendo una empresa totalmente familiar, a la que se han ido incorporando un grupo humano de profesionales con experiencia y muy comprometidos con la empresa, con sus principios y con una vocación de atención al cliente que priman en nuestra filosofía de trabajo diaria.

Sabemos que contamos con la confianza de nuestros clientes y a ellos van dirigidos todos nuestros esfuerzos y nuestra implicación, manteniéndonos siempre a su lado. Ya que ellos son los que nos han hecho crecer y llegar hasta aquí. Seguro que sabremos darles una respuesta que les dé satisfacción y de garantía ante sus propios clientes durante muchos años más.